Debilidad por la carne

Share

La carne ha sido, desde los comienzos de nuestros locales, uno de los clásicos de la carta y un must para los más carnívoros de entre nuestra Gente Allende.

Si leyeras el título así, sin más, sin imagen que le acompañase y que expresase de manera obvia a lo que nos referimos, la expresión “debilidad por la carne” posiblemente podría llevarte a pensar en algo muy “carnal”, casi en un “pecado” o en una “incontenible tentación”. Sin embargo, nada está más lejos del pecado, que disfrutar de una jugosa pieza de carne a la parrilla… o al menos así lo entendemos todos los “Meat-Lovers” de La Cecilia de Allende. 😉

Será por eso que nos encanta una buena hamburguesa tal y como la concebimos nosotros -como una contundente porción de carne de primera calidad apenas aderezada con sal y pimienta-. Podría ser también este el motivo por el que buscamos el punto perfecto para cada uno de nuestros comensales. Pero ante todo, la pasión por este producto ha sido el motor para que indaguemos, y probemos, y busquemos los proveedores y las piezas de carne ideales, las que son perfectas para poder poner al alcance de todos nuestros amigos más carnívoros suculentos platos que no necesitan de excusa u ocasión especial para ser degustados.

Muy pronto, en La Cecilia de Allende, tendremos nueva carta. Pero, si compartes nuestra debilidad por la carne y leyendo estas palabras ya ha empezado a hacérsete la boca agua, desde ya puedes disfrutar en nuestro restaurante de Madrid Chamartín de nuevos y sabrosos bocados… ¡Te esperamos!